Cómo proteger metales de la corrosión

Los que tienen la suerte de poder tener una casa frente al mar o se la van a construir próximamente deberán de tener en cuenta algo tan importante como la corrosión, ese mal silencioso nos ataca y si no nos protegemos puede llegar a producir múltiples daños en los materiales usados para la construcción de la casa, las sillas, las ventanas etc, así que vamos a ver como atajar este enorme problema para dedicarnos a lo que mas nos gusta, invitar a los amigos, tener momentos íntimos con nuestra pareja o incluso ver videos porno en videosdemadurasx.com si es que nos gusta tanto el sexo.

Lo primero que tenemos que saber es, ¿en qué consiste la corrosión? la corrosión no es mas que el deterioro de un objeto material específico ocasionado por una reacción electroquímica producida por algún medio de su propio entorno, esa reacción es lo que solemos llamar oxidación y es la que ocasiona los daños en el metal y hace que se debilite en su estructura con los problemas que eso puede ocasionarnos.

La oxidación es la enfermedad del metal y no hay manera de revertirla, así que para evitarlo tendremos que tomar antes de que suceda una serie de medidas que harán que podamos disfrutar de esa casa junto al mar que ha sido el sueño de tantos años.

Como podemos entonces evitar la corrosión? lo mejor para evitar es elegir el material adecuado como por ejemplo el acero inoxidable o el aluminio que son materiales que no se corrosionan con facilidad, todo lo contrario, con estos materiales podremos estar mas que tranquilos. También podemos eliminar la corrosión si no la hemos cogido muy avanzada y como, pues con un estropajo metal o la llamada lana de acero, aplicamos un liquido desoxidante y solo nos falta frotar y frotar. Otro truco para eliminar la oxidación cuando está en su fase inicial, es aplicar vinagre blanco con un trapo, dejar actuar una media hora y luego, enjuagar, eso lo podemos emplear sobre todo en electrodomésticos. El bicarbonato de sodio es otro excelente antioxidante de metales, haz una pasta con agua y aplícalo en las zonas oxidadas y veras como acabaran desapareciendo.

Pues bien, con estos pequeños trucos podremos tener nuestro hogar junto al mar y seguro que nos podremos olvidar de la corrosión tanto de lo expuesto que tengamos al aire libre como en el interior de nuestra casa y lo dicho, a disfrutar de la casa, del mar, de las estrellas y de lo que mas nos guste hacer en la intimidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *